Ayudando a los más vulnerables

 La Beneficencia de Arequipa tiene varios proyectos para conseguir más fondos que servirán para ayudar a los más necesitados de la Ciudad Blanca. Por ejemplo, obtienen ingresos de las zonas azules y la venta de panetones en navidad y de nichos en el cementerio La Apacheta.

Escribe: Rosa María Gamarra Valencia 

Foto: Brenda Pilco Mamani

La Sociedad de Beneficencia de Arequipa tiene como finalidad contribuir con el desarrollo integral de los niños en situación de abandono y/o riesgo social. Desde mujeres víctimas de violencia familiar y sexual, adultos mayores en situación de abandono y vulnerabilidad y personas con discapacidad mental, conductual y de escasos recursos económicos. De esa forma propiciar su inclusión en la sociedad y el ejercicio pleno de sus derechos. Su actual gerente Luis Guillermo Benavides Balanza, nos da alcances más detallados de la institución que dirige y de los proyectos que realizó y que tiene para este año.

¿Cómo se dio origen a la Sociedad de Beneficencia en Arequipa?

La sociedad de beneficencia de Arequipa fue creada el 1 de diciembre 1848, este 2021 cumple 173 años. En sus inicios esta institución fue concebida para atender a la gente más necesitada de la región. Para esto se le entregó la administración de instituciones que ya efectuaban labores sociales y benéficas en forma aislada tales como el Hospital San Juan de Dios, el Orfelinato Chávez de la Rosa (el cual data de 1794), la Escuela de Primeras Letras, el Cementerio General de La Apacheta (el mismo que data de 1833) y el Balneario de Jesús.

¿Cuál es su propósito de creación?

Fue el de centralizar todas las acciones orientadas a atender las necesidades de la población carente de recursos y en abandono en una institución sólida. Es así que nace la hoy Sociedad de Beneficencia de Arequipa.

¿Quiénes se encargaron de su tramitación?

En su momento hubo benefactores, ellos son los que formaron una asociación para posteriormente crear la beneficencia, la cual ha pasado por varias etapas. En su momento estuvo a cargo del gobierno central, después pasó a las municipalidades. Actualmente con la Ley Nº 1411 del 2019, las beneficencias pasan a ser privadas prácticamente pero su ente rector sigue siendo el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP). Hoy por hoy hay un directorio que es el que maneja la sociedad de beneficencia, cuyos dos miembros designa la municipalidad provincial de Arequipa, un miembro el gobierno regional de Arequipa y otros dos miembros el MIMP.

¿Cuál es su misión?

Es ayudar a poblaciones vulnerables. Somos una institución benéfica autogestionaria que, con una gestión eficiente y eficaz de sus programas sociales y productivos, contribuye a potenciar capacidades y promover el desarrollo integral humano. Mejorando la calidad de vida de niños, niñas, adolescentes, jóvenes, mujeres, adultos mayores de los sectores más pobres, que se encuentran en estado de desamparo familiar y social y personas con problemas de salud mental en estado de abandono y riesgo.

¿Cuándo asumió el cargo de gerente?

En el mes de marzo del presente año. En forma conjunta con el presidente tenemos una nueva política de trabajo abierta de darnos a conocer lo que hacemos, cuál es nuestra finalidad y de esa manera captar más benefactores y así poder ampliar nuestro apoyo a una mayor población.

¿Cuáles son sus programas sociales que tienen a su cargo?

El Centro de Atención Residencial del niño Chaves de la Rosa, que brinda una atención integral , alojamiento, alimentación, vestido, salud y educación a niños y niñas de 0 a 12 años. El Centro de Atención Residencial Mixto el Buen Jesús, que alberga a adultos mayores tanto varones y mujeres. El Refugio Temporal Hogar de María es un lugar de acogida temporal para víctimas de violencia familiar. El Hogar las Mercedes, que alberga a personas de 25 a 65 años, la mayoría de pacientes sufren problemas de esquizofrenia y se encuentran en situación de abandono. El Comedor San Martín de Porres que brinda alimento a adultos mayores, adultos y personas con discapacidad con bajos recursos económicos. El Hospedaje El Buen Samaritano, donde se alberga transitoriamente y presta atención y cuidado a los pacientes con enfermedades neoplásicas de escasos recursos económicos. Y el Puericultorio San Ramón Nonato

¿Cómo financian sus obras de bien y caridad?

Esta Institución subsiste por recursos netamente propios. Actualmente tenemos inmuebles y del alquiler de estos generamos un ingreso. El cementerio de La Apacheta, por la venta de sus nichos. Gracias a la gestión que se ha hecho con el alcalde Omar Candia, nos otorgó las zonas azules, ese ingreso también es para nuestros albergues.Tenemos algunas canchas, cocheras a nuestra administración y con el apoyo de benefactores que conocen el tema de la beneficencia y la labor social que realizamos, nos proveen de donaciones, traen cosas que necesitan nuestros abuelitos y niños.

» Asimismo, supimos añadirle a nuestro rol de ayuda social, el rol activo de generador de recursos, en esa dirección se implementaron programas productivos como la Planta Embotelladora del Agua de Jesús, la Lotería de Arequipa, el Hotel presidente (hoy Hotel Arequipa), una Imprenta y el alquiler de inmuebles. Gracias a la explotación de estos programas productivos se incrementó la cobertura de la población objetivo atendida focalizada en los niños huérfanos (CAR Chaves de la Rosa); ancianos desvalidos (Albergue de Jesús); enfermos mentales (CAR Las Mercedes); mujeres que sufren violencia intrafamiliar (Hogar de María).

¿El Estado tiene participación en esta institución?

El estado no nos transfiere ningún recurso. Esto debido a lo que salió en la norma Nº 1411-2019 las beneficencias son privadas. Sin embargo, tenemos un ente rector que nos da las normativas, directivas, por lo mismo que tenemos albergues. en este caso el MIMP.

¿Qué participación tiene la municipalidad provincial de Arequipa en esta institución? ¿Dependen de ella?

No dependemos de ella, la única participación que tenemos de ella es la colocación de los directores; la norma lo ha establecido así. Aportes sí recibimos de ellos, como habernos cedido las zonas azules, el cual genera muy buenos ingresos para la beneficencia. El actual alcalde es una persona muy comprometida sobre todo con los niños y los adultos mayores. Está en constante apoyo trayendo alimentos, ropa, visitando a los pequeños y preocupándose por su educación. Hace poco nos confirmó un apoyo que consiguió con la minera Cerro Verde para donar inmobiliario en el albergue Chávez de la Rosa, para implementarlo más.

¿Qué aportes ha tenido hasta el momento, en su gestión como gerente de la beneficencia?

Los nuevos dormitorios del albergue Chávez de la Rosa, que justo se inició cuando yo asumí la gerencia y bueno ya es una realidad, esta construcción nueva y moderna, que cuenta con todo lo que nos pide el MIDIS. Hace dos meses hemos comenzado la construcción de 4 pabellones en el cementerio La Apacheta para poder contar con nichos que sigan generando recursos para la beneficencia

¿Cuál es el presupuesto anual de la beneficencia 

 Está proyectado en 15 millones.

¿Por qué han cambiado tanto de gerentes en los últimos años?

Primero se efectúan los cambios de presidentes del directorio, cada directorio, tiene la facultad de nombrar a su personal de confianza. La anterior presidenta renunció por temas personales, no hay ningún problema interno en nuestra institución que pueda propiciar estos cambios.

¿A qué instituciones prestan ustedes su apoyo?

Nos centramos en nuestros albergados, pero a veces recibimos solicitudes para ayudar a asociaciones, comedores, adultos mayores en abandono y discapacidad o tiene algún problema, si hemos acudido como beneficencia.

¿Qué quejas llegan del gran público a su entidad?

Con respecto a nuestros albergues creo que no tenemos alguna. Me parece que hubo quejas por el desconocimiento del cual era la finalidad de los recursos que percibe la beneficencia. Quizás quejas por las zonas azules, que la gente piensa que es para la municipalidad o para otro fin. Estamos haciendo una campaña con el área de imagen para que la población sepa a dónde va su aporte.

¿Qué proyectos tiene actualmente?

Estamos tratando de implementar más zonas azules, tenemos un expediente elaborado para la construcción de unos velatorios que van a quedar en la calle Don Bosco. Así podemos brindar a la población no solo la venta de nichos en el cementerio La Apacheta sino brindarles un servicio completo con todo el servicio funerario, este sería un nuevo negocio que tendría la beneficencia. Hemos aprobado un plan de trabajo para la venta de panetones en diciembre, creyendo en que la población arequipeña se va a sensibilizar con nuestros niños, ya que la compra de este producto va a servir para su navidad.