Imaginemos un mundo diferente

El Hay Festival Arequipa es una invitación a conversar, compartir, ser empático y a mirar el mundo con optimismo a pesar de las dificultades. También es un festival que te invita a la reflexión, realizándose uno mismo, con respecto a lo que uno puede dar por los demás.

Escribe: Rosa María Gamarra Valencia

Fotos: Edson Flores Silloca

Angela llegó al Hay Festival por conocidos y amigos en común cuando el proyecto se pensaba realizar en Arequipa. “Me contactaron y tuve el placer de ir a conocer a Cristina Fuentes que es la directora Internacional. Viajé hasta Cartagena donde se realiza el Hay Festival de este país. Desde su primera impresión ella pensó que era un proyecto que calzaba como anillo al dedo en nuestra ciudad”, cuenta. Es así que desde el 2015, su primera edición en tierras mistianas, está como directora en la organización y espera que vengan muchos años más de este festival, que se ha vuelto parte de la cultura de la ciudad.

¿Cómo nace la idea de este festival?

Es un proyecto que nace en 1987 en Gales, Reino Unido. Inició con un formato chico, ahora es en realidad un monstruito de festival, es inmenso. Uno de los que tiene mejor reputación en el mundo. En el año 2000 extendió su área de cobertura a países como Colombia, México y Perú en el Latinoamericana y a Segovia en España.

¿Qué es el Hay festival Arequipa?

Es un festival multitemático que aborda distintas áreas del conocimiento, con una base fuerte e importante en el área literaria. Se trata temas de literatura contemporánea y antigua de acuerdo a los invitados que se convoquen. También está abierto a tratar cualquier tema del desarrollo del conocimiento humano con invitados especializados, con gente que ha producido obras en torno a temas científicos, artísticos, matemáticas, de biología y todo lo que uno quiera. En tanto el tema sea  tocado con conocimiento de causa y fundamentos necesarios para llevarle al público información comprobada y de interés. Los temas que se tocan tienen el fin de ayudar a entendernos mejor como seres humanos, plantearnos la idea de que el conocimiento está ahí afuera, listo para que nosotros lo agarremos y procesemos con un pensamiento crítico que conlleve a tomar decisiones provechosas para la comunidad, no sólo para uno, sino para él prójimo, como lo dice nuestro slogan “Invita a imaginar un mundo diferente”.

¿Bajo qué premisa actúan?

“Qué de bueno puedes hacer para que los demás se sientan mejor”, esta es la premisa en la que nosotros nos basamos y por la cual el festival se sostiene, no solamente en Perú sino en todas las sedes que tiene en el mundo.

¿En qué lugares de Perú se realiza esté festival?

En Arequipa. Estuvimos en Ayacucho y esperamos volver a Moquegua.

¿Cuál fue la finalidad de su creación?

Es la de usar el cerebro a través de la palabra tanto hablada como escrita, para generar fuentes de entendimiento, intercambio de ideas, formación de conocimientos. Es destacar todo lo que diferencia al ser humano de los demás seres vivos de la tierra. Es esa la finalidad del festival.

¿Cuántos años tiene este festival?

En Perú tiene 7 años y a nivel internacional tiene más de 34 años.

¿Quiénes promueven esté festival?

Es promovido por el propio Hay Festival con el apoyo de empresas como Sura, financiera BBVA, Grupo Gloria, Angloamericana, BBC Mundo, el País, la acción cultural española, el consejo británico, las Universidad Nacional de San Agustín, Cerro verde, el británico, con socios mediáticos como RPP, el Comercio, América y todos los medios que nos ayudan a difundirlo. Si bien no son socios que aparezcan formalmente en nuestra plantilla, pero gracias a ellos el público se entera del evento.

¿Tienen apoyo del Estado?

El Estado nos apoyó en alguna ocasión a través de PROMPERÚ, los primeros 4 años, luego el Gobierno Regional de Arequipa intermitentemente y el Ministerio de Cultura  por medio de sus proyectos. Pero yo creo que, si el estado quiere apostar por la cultura tiene que mirar a largo plazo. No se trata de que te apoye un año sí y al otro no, debe estar dentro de una política de apoyo de respaldo para actividades como está. Y no solo lo pido para él Hay Festival, lo pido para cualquier otra actividad que demuestre resultados.

¿Quiénes forman parte de este proyecto?

El festival se consolida a través de un director internacional, que está en Londres, Reino Unido. Y en Perú por parte de una asociación civil que se denomina Hay Festival Perú, constituida por un grupo de personas que administran los ingresos y egresos de esté, para que nosotros los ejecutivos del festival desarrollemos toda la programación.

¿Qué se cultivan en las mismas?

Se cultiva la ilusión de poder transformar el mundo, aunque sea por pequeños pasos en cada edición. Dotar de herramientas de conocimiento al público, de ideas que los ayuden a construir un entorno más sano medioambiental, económica, educativa y socialmente hablando. Es entender desde la parte crítica del ser humano si estamos haciendo bien las cosas y en beneficio de los demás. 

¿Tiene contenidos para niños ofrece el Hay Festival?

Sí tenemos el “Hay Festivalito” para promover la asunción de un pensamiento crítico, lúdico y creativo en los niños. Que traspase fronteras especializadas en ciertos conocimientos y los haga ver el mundo como un todo. Tratamos de generar que los profesores y los padres acompañen a los pequeños en esté proceso de aprendizaje, que puede ser tomado como una cuota de diversión y alegría. Con ganas se puede convertir en algo que los atrape. Normalmente relacionamos la adquisición del conocimiento como algo tedioso, repetitivo, aburrido y no es para nada así. Yo creo que el acercamiento, como lo propone el festival, puede ser un proceso divertido, creativo y sobre todo productivo.

¿Por qué la preferencia por Arequipa?

Es comprobable que Arequipa tiene todas las condiciones para ser una ciudad que se desarrolle como polo de atracción cultural. Tiene locaciones, auditorios e infraestructura hotelera importante. No solo el centro histórico sino todas las zonas aledañas ofrecen belleza, singularidad y sobre todo una rica historia detrás de los pueblos; lo intangible es lo más valioso. Arequipa tiene una historia riquísima, es el resultado de un proceso de mestizaje más característico a nivel nacional

¿Cómo es la acogida de este evento?

Cada año mejor, el público lo ha tomado como su festival, que es lo más importante, y con la identidad local. Estamos felices por la reacción favorable del público, ya que la gente ha descubierto que la cultura y los temas de conocimiento pueden ser tratados de manera atractiva, sin ser acartonada, sino que tiene que ser directa, horizontal. Para disfrutar el festival no tienes que ser especialista en nada, simplemente un ser humano curioso y abierto a absorber conocimiento.

¿La pandemia afectó este evento?

Como a todos creo que sí, los niveles de patrocinio bajaron comprensiblemente por la situación de emergencia. Otras entidades dejaron de apoyarnos, pero las estamos esperando con las puertas abiertas, porque está situación va a mejorar. El festival en esta pandemia se llevó de manera virtual el 2020 y este año se realizaron 4 presentaciones presenciales, gracias a la llegada de ciertos invitados, bastante esperados.

¿Qué novedades trajo la edición 2021?

La presentación de más de 140 ponentes de 18 países, repartidos en sesiones para todas las edades y gustos. En literatura, Chimamanda Ngozi Adichie, Jeremías Gamboa, Gabriela Wiener, Ken Follet y Marie Modiano. Ciencia: Ignacio Morgado, Yuval Noah Harari y Vandana Singh. Actualidad y pensamiento: Paul Krugman, Carmen McEvoy, Francisco Sagasti y Philip Sands. Periodismo: Martín Caparrós, César Hildebrandt, Michael Read, Daniela Rea y Joseph Zárate. Artes: Susana Baca, Gustavo Buntinx, La Phármaco, Caryn Mandabach y Yuyachkani, que celebra su 50 aniversario con una pieza especialmente concebida para el evento. 

¿Qué planes tienen a futuro?

Hemos tomado estos dos años de virtualidad como una preparación para el próximo año que será totalmente presencial. Queremos hacer un festival grande, potente y rico en ideas e invitados sin dejar la virtualidad. Porque comprobamos que hemos llegado a más público en distintas latitudes.